Educación

COVID-19 ha unido a la comunidad científica mundial Lilia Cedillo

Por: Angélica Ruiz

Las pandemias han acompañado al hombre a lo largo de su historia; sin embargo, cada vez que aparecen son dolorosas y causan muerte. La actual contingencia sanitaria por COVID-19 propició que los diferentes grupos de investigadores se unieran para combatir este fenómeno biológico. “En este momento nos hermana el deseo de salir adelante y vamos a salir gracias a la investigación científica que se está desarrollando en el mundo, que nos ha permitido tener un grupo de vacunas eficaces”, afirmó la Rectora de la BUAP, Lilia Cedillo Ramírez.

Al iniciar los trabajos del IV Simposio Ciencia que Palpita, Secuelas de COVID-19 en Órganos Blanco, con sede en el Instituto de Ciencias y el Complejo Regional Nororiental, reconoció el trabajo del doctor Julián Torres Jácome, fundador de esta actividad que reúne a un gran número de estudiantes de diversas escuelas y facultades que imparten planes de estudio del área de ciencias de la salud y naturales.

Luego de inaugurar este foro virtual, la doctora Lilia Cedillo impartió la conferencia “COVID en la comunidad universitaria”, en la cual informó que el Centro de Detección Biomolecular de la BUAP, del cual fue directora, ha realizado 13 mil 774 pruebas de PCR en tiempo real a universitarios y población en general, en las que se han encontrado diferentes porcentajes de positividad del virus SARS-Cov-2: hasta un 80 por ciento en los picos de la pandemia y entre 25 y 30 por ciento en el descenso de contagios. La tasa de mortalidad en pacientes que ingresan a terapia intensiva alcanza un 50 por ciento, señaló.

Además, de los pacientes hospitalizados en terapia intensiva en el HUP, el 80 por ciento estaba vacunado, lo que indica que las vacunas ya no son tan eficaces: “Las vacunas no son garantía de que las personas no enfermen”. A ello se suma el comportamiento social con la reactivación de actividades.

“Ante este panorama, tenemos la responsabilidad de seguirnos cuidando y acatar el uso de cubrebocas y gel antibacterial, guardar sana distancia y realizar el lavado frecuente de manos”, aseguró.

En su ponencia, la Rectora Lilia Cedillo Ramírez explicó que el virus adquiere su nombre de coronavirus por las espículas alrededor de su estructura, las cuales simulan una corona. Este virus se parece mucho a SARS-Cov y MERS-Cov, ambos también causantes de pandemias en 2002 y 2012, respectivamente. Igualmente, explicó sus modos de transmisión, “es posible su transmisión de personas pre-sintomáticas hasta en un 53 por ciento”.

En cuanto a sus mecanismos de infección, sintomatología y patogénesis, comentó que “por cada virión (partícula viral infectiva) que infecte a una célula blanco se pueden producir hasta 10 mil réplicas del virus en un tiempo relativamente corto; por lo tanto, si nosotros nos infectáramos por un virión tendríamos millones de partículas virales infectivas, de ahí la importancia de cuidarnos”.

Por otro lado, el virus al ingresar al organismo podría encontrar una célula del sistema inmune innato, como un polimorfo nuclear o fagocito, que lo engulliría para inactivarlo. En esta tarea, el fagocito segrega citocinas que viajan por el torrente sanguíneo para pedir ayuda a otros órganos, como médula ósea. No obstante, también se puede producir un exceso de citocinas que desencadenan una falla múltiple en el organismo.

Carolina Morán Raya, directora del Instituto de Ciencias (ICUAP), dio a conocer que el Simposio Ciencia que Palpita es un proyecto multidisciplinario realizado desde hace cinco años para congregar a la comunidad científica y estudiantil, con el objetivo de brindar a la sociedad información sencilla y actualizada acerca de la salud del corazón.

“En este año, el motivo principal es reunirnos en torno a las secuelas que deja la pandemia por COVID-19 en los diferentes órganos blancos y las posibles vías para mejorar la salud en torno a dicha pandemia”.

En esta ocasión, el ICUAP y el Complejo Regional Nororiental son sedes; sin embargo, participan colaboradores de las facultades de Ciencias Físico Matemáticas, Ciencias Químicas y Ciencias Biológicas. Asimismo, se han ampliado las líneas de investigación en área biomédica, junto con otras instancias, como el posgrado en Ciencias Ambientales, el Centro de Investigación en Ciencias Microbiológicas, el Centro de Química y la Maestría en Tecnologías en Materiales Avanzados.

El IV Simposio Ciencia que Palpita se llevará a cabo el 28 y 29 de octubre, con ponencias de investigadores nacionales e internacionales, un concurso estudiantil de carteles en las categorías Aplicación clínica, Investigación y Tema general; así como talleres, entre estos Observación del sol de forma segura, Química recreativa en la red, Oxidación igual a la vejez, y ¿Para qué sirve la Física en el corazón? El evento es completamente gratuito.

La Rectora Lilia Cedillo también inauguró este jueves 28 de octubre el Segundo Foro Bovino “Mujeres en la Ciencia, organizado por la Facultad de Ciencias Agrícolas y Pecuarias de la BUAP, donde destacó la importancia del trabajo de los y las investigadoras, ya que a través de la ciencia es posible resolver uno de los grandes problemas actuales: la producción insuficiente de alimentos.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: